Son muchas las técnicas, tratamientos y productos que prometen devolvernos la juventud y frenar las consecuencias físicas del paso del tiempo. Y, si bien es cierto, que todos ellos son beneficiosos y efectivos puede que no tengamos que buscar el elixir de la eterna juventud fuera, sino dentro. Aunque sus orígenes se remontan a 1957, es ahora que la Medicina Ortomolecular está viviendo una época de esplendor que responde al creciente interés que demuestra la población por un estilo de vida saludable, a través de la nutrición y el deporte, que ayude a fortalecer el sistema inmune y, de paso, a mejorar el aspecto físico. Y es que como dice la célebre canción “no hay mayor verdad: la belleza está en el interior” Sí. ¿El secreto? Está en tus células.

Suena horrible pero el cuerpo está preparado para comenzar a morir, a partir de cierta edad. La Medicina Ortomolecular prolonga la vida de las células, evitando su envejecimiento y regalando al cuerpo y a la mente, años de vida” explica la Dra. Silvia Salinas, experta en este tipo de terapia, que forma parte del cuadro médico de Clínicas Medisans.

Sus beneficios son estéticos y son médicos. Una cosa, no puede darse sin la otra. Cuando uno goza de salud, evidentemente, se traslada al exterior. Este es uno de los motivos por los que, en Medisans, nos gusta decir que practicamos la Medicina del Bienestar. Porque no es simplemente estética. Somos médicos, hacemos medicina.

La Medicina Ortomolecular tiene como objetivo encontrar las carencias de nutrientes esenciales en nuestro organismo, que nos provocan enfermedades o que nos predisponen a estar enfermos. Estos nutrientes esenciales son las vitaminas, aminoácidos minerales y oligoelementos sustancias que nos son fundamentales para nuestro bienestar. La Medicina Ortomolecular promueve el restablecimiento de la salud de enfermedades o trastornos crónicos y complejos, a través de la corrección de la bioquímica patológica de la enfermedad, mediante el suministro de nutrientes naturales esenciales.

Primero se realiza un screening, un análisis detallado que nos proporciona información sobre el estado de la persona para hallar el origen de la patología. El tratamiento siempre debe ser personalizado y se aplica de forma intravenosa, para nutrir con el mismo a las células, de forma directa y efectiva. Sus espectaculares resultados han provocado que, hoy en día, la Medicina Ortomolecular sea una de las terapias más solicitadas en las clínicas médicas de todo el mundo