Nutrición Enteral Proteica o Dieta de la Sonda

La Enteral Proteic Nutrition (EPN), Nutrición Enteral Proteica (NEP) o Nutrición Enteral Cetógena (NEC), es una terapia nutricional con objetivo adelgazante, basada sobre una alimentación esencialmente proteica. También conocida como Dieta de la Sonda.

dieta de la mochila

El organismo, nutrido exclusivamente con proteínas y totalmente privado de la aportación de azúcares y grasas, desarrolla la formación de sustancias definidas cuerpos cetónicos (los mismos que se forman en los niños enfermos de "acetona"), cuya presencia anula el sentido de hambre.

Los cuerpos cetónicos son el resultado del proceso de transformación de la grasa acumulada en los azúcares necesarios por el cuerpo para realizar una actividad física normal. Por lo tanto, el exceso de grasa se elimina ahorrando la parte magra, es decir, los músculos.

La eficacia de la EPN está estrechamente relacionada con la utilización de la modalidad de nutrición enteral: las sustancias proteínicas, contenidas en forma líquida dentro de una pequeña bolsa, son introducidas directamente en el estómago del paciente a través de una sonda naso-gástrica transparente de sólo 2 / 3 mm de espesor.

La suministración de la solución proteínica tiene que ser lenta y continua. A eso provee una pequeña bomba computerizada que empuja las proteínas contenidas en la bolsa por la sonda. En tal modo el paciente es alimentado, conserva sus energías, no advierte el hambre y adelgaza perdiendo la grasa de depósito y conservando la eficacia de la musculatura, que resulta además tonificada por la aportación proteínica.

La EPN es un tratamiento indoloro. Como señalado por los pacientes ya tratados, la molestia causada por la sonda es mínima y solo inicial.

La bomba y el bolso pueden ser fácilmente disfrazados y transportados en un bolso o una mochila. La sonda es transparente y poco visible, así que durante el tratamiento el paciente lleva una vida normal. Puede trabajar, estudiar, dormir, ducharse, pero definitivamente no puede comer, aunque puede, y debe, tomar líquidos sin azúcar.

El primer período de tratamiento (Ciclo A) puede durar de 7 a 10 días y provee la pérdida máxima de aproximadamente 1% del peso corporal por día (la mujer tiene una caída aproximadamente de 6 - 8% del peso corporal en 10 días de tratamiento, mientras que el hombre de 8 - 10%).

Completado el ciclo con la sonda, sigue un período (Ciclo B), aproximadamente de 10 a 20 días, de alimentación controlada indicada por médicos especializados, cuyo objetivo es mantener los resultados obtenidos.

El paciente que necesita bajar de peso adicional después del período de mantenimiento, considerado como una fase de "educación alimentaria" útil para el futuro, puede retomar el tratamiento con la sonda (Ciclo C), ciclo que le permite perder grasa corporal aproximadamente de 6 - 8% del peso corporal en otros 10 días más de tratamiento.

En la práctica, un individuo varón de 100 kg, con 168 cm de altura, puede alcanzar un peso aproximadamente de 90 a 92 kg durante el primer ciclo con la sonda. El resultado obtenido se mantiene con el tratamiento alimentar dentro de los 10 días siguientes, mientras que un nuevo ciclo de la NEP de otros 10 días permitirá que el paciente pierda otros 6 - 7 kg. Al final del primer mes o poco más de tratamiento, el paciente puede perder un total de 14 - 17 kg, eliminando principalmente la grasa corporal y manteniendo un perfecto estado físico.

Repitiendo en el tiempo los ciclos descritos en precedencia se pueden conseguir bajadas de peso más significativas, pero siempre es importante seguir las indicaciones de los médicos especialistas.

Es reconocido por la literatura científica, que la Nutrición Enteral Proteica es la terapia adelgazante más tonificante y rápida, utilizable de todos los que tienen exceso de peso, grande y pequeño. No tiene particulares contraindicaciones, a exclusión de los sujetos que padecen de grave insuficiencia renal.

El problema de los cuerpos cetónicos

La acetona es una condición que se desarrolla en cualquier organismo que, en ausencia o escasez de azúcar, se encuentre principalmente en la necesidad de tener que utilizar las grasas para producir energía: en esta situación en la sangre se produce el aumento de sustancias particulares, los cuerpos cetónicos, producidos precisamente por la combustión de grasa.

Esta condición ocurre con más frecuencia cuando las reservas de azúcares son reducidas, como en los niños, o más raramente, en los adultos en ciertas condiciones, inclusa un régimen sin azúcar.

En el intento de reducir la concentración en la sangre, el cuerpo empieza a eliminar en la orina (más abundante que lo habitual), los ácidos acetoacético y 3-hidroxi-butírico y, a través de los pulmones, la acetona: esta última, en contacto con el aire, emana el olor característico de la fruta madura, causando también la ausencia del estímulo del hambre.

La formación de cuerpos cetónicos asume un aspecto muy positivo. De hecho ellos se convierten en la única fuente de energía para el cerebro y le permiten de funcionar bien, incluso cuando la glucosa no está más disponible, por un largo ayuno o por una insuficiente introducción alimenticia, como en el pasado, durante los períodos de carestía.

Además los cuerpos cetónicos permiten que el cuerpo se adapte mejor a esta nueva situación. De hecho, ellos tienen un efecto anoréxico y eufórico. Esto explica por qué en muchos casos quien ayuna no tiene hambre y es optimista.

La EPN causa estas reacciones y utiliza los efectos anorexígenos y de catabolismo de las grasas de depósito que conduce a la pérdida de peso, pero el tratamiento no omite la necesidad de controlar los efectos negativos, a través de un abundante consumo de líquidos, la integración de vitaminas y sales minerales y el control de la función intestinal.

La duración limitada del tratamiento EPN, las pausas alimenticias previstas, el control de asistencia médica cualificada, los estudios y los experimentos realizados en el ámbito universitario, la adopción del método en algunos hospitales, son los otros elementos que permiten considerar la EPN un tratamiento eficaz y seguro.

¿Quieres conocernos?

Nos esforzamos cada día en hacer que su estáncia en nuestra clínica sea más cómoda y agradable. Somos un equipo de médicos especializados en cada uno de los tratamientos, liderados por la Dra. Marta Serna.

Quiénes Somos

Visita nuestro Blog y a nuestra área de Preguntas Frecuentes

En nuestro Blog encontrarás artículos y análisis relacionados con la Medicina Estética que creemos del interés de todos. De esta manera os mantendremos informadas de las tendencias y de consejos para llevar una vida mejor, así como del análsis de la actualidad.


Desde aquí también puedes acceder al área de preguntas frecuentes en la que puedes solucionar de manera rápida algunas de tus dudas. En caso que no encuentres tu respuesta, puedes mandarnos la consulta que desees por correo electrónico.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Este sitio Web utiliza cookies. Los cookies son pequeños ficheros de datos que se generan en el ordenador del Usuario y que nos permiten conocer la siguiente información:
  • La fecha y la hora de la última vez que el Usuario visitó nuestro Web.
  • El diseño de contenidos que el Usuario escogió en su primera vista a nuestro Web.
  • Elementos de seguridad que intervienen en el control de acceso a las áreas restringidas.
  • Navegación del Usuario por nuestro Web.
  • El login del Usuario.
El Usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies, mediante la selección de la correspondiente opción en su programa Navegador. Aviso Legal