Carboxiterapia

CarboMed®

La carboxiterapia es una de las mejores terapias para combatir la celuliltis, el exceso de grasa, la flacidez, y el envejecimiento corporal. Puede asociarse a presoterapia, LPG, mesoterapia, y es siempre recomendable el ejercicio físico y la dieta equilibrada.

Es un tratamiento que consiste en el uso terapéutico del gas dióxido de carbono (CO2), por vía subcutánea.

El origen de la terapia está en la estación de aguas termales de Royat, en Francia, donde se empezó a usar por los cardiólogos para mejorar la circulación sanguínea.

Mecanismo de acción

Se produce una hiperdistensión del tejido subcutáneo, liberando bradiquinina, serotonina, histamina y catecolaminas, sustanacias que estimulan a los receptores beta adrenérgicos,que son los que producen lipolisis: vaciamiento de las células grasas.

Desde el lugar de la inyección difunde el CO2 hacia los tejidos adyacentes. El CO2, al entrar en contacto con la hemoglobina de la sangre , hace que esta hemoglobina ceda el oxígeno a los tejidos. Este oxígeno puede ser usado para reacciones metabólicas y además estimula la combustión de las grasas.

Los primeros resultados se observan al cabo de pocas semanas, la calidad de la piel mejora, se vuelve más lisa, y mejora notablemente la circulación de la zona.

Tratamiento

El CO2 se infiltra por vía subcutánea con una aguja muy fina. Su introducción debajo de la piel se completa con un masaje que ayuda a distribuirlo.

La carboxiterapia no tiene toxicidad sistémica ni efectos secundarios, salvo un ligero y fugaz dolor en la zona aplicada.

Se aplican uno o dos tratamientos por semana, con un total de 12-20 sesiones.

También se puede combinar con vitaminas, PRP, revitalización, hilos faciales, necesitando menos sesiones de carboxiterapia.

Carboxiterapia y Celulitis

La celullitis se debe a un transtorno circulatorio a nivel local.

Al no producirse drenaje correcto de las células grasas o adipocitos, los deshechos e impurezas se acumulan. Poco a poco estas sustancias metabólicas se van espesando e irritan a unas células llamadas fibroblastos, que son las encargadas de producir colágeno en mayor cantidad.

El resultado es la contracción de la dermis, lo que ocasiona es el aspecto de “piel de naranja”.

Por ello, la inyección del CO2, restablece la microcirculación, aumentando el flujo sanguíneo, disminuyendo la acumulación de líquido entre las células, desintegrando la grasa subcutánea y disminuyendo la fibrosis.

Indicaciones

  • Celullitis
  • Obesidad localizada
  • Flacidez
  • Estrías
  • Microvarices, insuficiencia venosa
  • Pre y postlipoescultura, para evitar la fibrosis

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Este sitio Web utiliza cookies. Los cookies son pequeños ficheros de datos que se generan en el ordenador del Usuario y que nos permiten conocer la siguiente información:
  • La fecha y la hora de la última vez que el Usuario visitó nuestro Web.
  • El diseño de contenidos que el Usuario escogió en su primera vista a nuestro Web.
  • Elementos de seguridad que intervienen en el control de acceso a las áreas restringidas.
  • Navegación del Usuario por nuestro Web.
  • El login del Usuario.
El Usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies, mediante la selección de la correspondiente opción en su programa Navegador. Aviso Legal