Mamoplastia de reducción y elevación

Mastopexia

Reducción del tamaño de los senos y recolocación de los senos descolgados.

A pesar de las cicatrices, el resultado estético de una mamoplastia de reducción y/o una mastopexia es altamente satisfactorio y reconfortante.

El inestetismo que puede suponer un exagerado volumen mamario es fuente de graves y trascendentales complejos a cualquier edad, pero particularmente en la adolescencia, con significativas repercusiones psicológicas.

Pero es que, amén del inestetismo un exagerado volumen mamario puede provocar transtornos funcionales respiratorios, y posturales a nivel de la columna vertebral, con dolor y deformidad de la espalda.

Método

La mamoplastia reductiva consiste en la eliminación cuantificada de tejido graso y/o glandular de las mamas, para lograr una reducción de su volumen.

Si existe ptosis mamaria, en la misma intervención, se realiza una mastopexia que significa la reubicación y anclaje del tejido mamario descolgado, la recolocación de la areola y el pezón a la altura procedente, y la exéresis programada del excedente cutáneo por la parte inferior de las mamas. En función de las características personales del paciente y, sobre todo, del volumen a reducir, la intervención se puede realizar con anestesia local y discreta analgesia-sedación, o con anestesia general.

En la mastopexia simplificada se realiza una simple recolocación de todas las estructuras mamarias relajadas (tejido glandular, piel y complejo areola-pezón); pudiendo incluso, a solicitud de la paciente, realizar una mamoplastia aumentativa, con inclusión de prótesis, en la misma intervención. En ambos casos, puede realizarse con anestesia local y sedación, o con anestesia general.

Tras la intervención se coloca un vendaje compresivo. Si se practicó bajo simple anestesia local, la paciente regresa inmediatamente a su domicilio; si se practicó bajo anestesia general, permanece ingresada 12-24 horas.

A las 24-48 horas se retira el vendaje. A partir de ese momento la paciente puede ducharse.

A los diez días se retiran los puntos quirúrgicos.

Habitualmente, se recomienda la utilización de un sujetador elástico, día y noche, durante 30 días.

Duración

Entre dos y cuatro horas.

Molestias y cuidados posteriores

Las complicaciones postoperatorias son rarísimas; equimosis, hematomas, infecciones, dehiscencia de las heridas, etc.

La paciente se reincorpora a sus actividades habituales en 8-10 días, con la única precaución de no realizar esfuerzos con el tronco y los brazos. No podrá realizar actividades deportivas por un periodo mínimo de treinta días.

Durante un tiempo más o menos prolongado pueden existir cambios en la sensibilidad del complejo areola-pezón, una hipersensibilidad en toda la mama y una consistencia más dura en alguna de sus regiones.

La mamoplastia de reducción y la mastopexia dejan cicatrices permanentes. La mayoría están situadas en líneas y pliegues naturales (límite de la areola, surco inframamario,...); con el tiempo, salvo complicaciones (cicatrices hipertróficas, queloides o pigmentaciones), que serían tratadas oportunamente, resultan inapreciables.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Este sitio Web utiliza cookies. Los cookies son pequeños ficheros de datos que se generan en el ordenador del Usuario y que nos permiten conocer la siguiente información:
  • La fecha y la hora de la última vez que el Usuario visitó nuestro Web.
  • El diseño de contenidos que el Usuario escogió en su primera vista a nuestro Web.
  • Elementos de seguridad que intervienen en el control de acceso a las áreas restringidas.
  • Navegación del Usuario por nuestro Web.
  • El login del Usuario.
El Usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies, mediante la selección de la correspondiente opción en su programa Navegador. Aviso Legal