Mamoplastia de aumento

Indicada en caso de insuficiencia subjetiva del tamaño de las mamas, de tipo constitucional o adquirido (post-parto, adelgazamientos importantes, etc). También, en casos de ptosis o descolgamiento moderados, cuando se estime que la simple inclusión de unas prótesis puede corregir el problema por relleno de los tejidos.

Las prótesis o implantes para el aumento estético del tamaño de las mamas, o para la conformación estética de su volumen y forma, representan actualmente uno de los tratamientos más requeridos en Cirugía Cosmética.

El desarrollo y perfeccionamiento de la anestesia local, la simplificación de las técnicas de implantación, y la altísima calidad de los materiales empleados permiten contemplar excelentes y duraderos resultados.

Prueba nuestro simulador exclusivo para seleccionar el tamaño y tipo de prótesis en tu propio cuerpo

Método

Consiste en la implantación local de unos elementos denominados prótesis o inclusiones mamarias. Una prótesis mamaria consta de una cubierta exterior y un contenido. La cubierta exterior da forma a la prótesis, en relación a su diseño, diámetro y altura (proyección o perfil). Las hay herméticas (pre-rellenadas), y su contenido puede ser diverso: gel de silicona, son las más usadas y más seguras

La intervención puede realizarse bajo simple anestesia local, y discreta analgesia-sedación; o bajo anestesia general.

Se precisa una incisión mínima, de apenas 2-5 cm, en la areola mamaria o en el hueco de la axila; en ambos casos, resulta imperceptible en 30-40 días

La prótesis suele colocarse debajo del músculo, excepto si existen contraindicaciones para esa localización

El alta hospitalaria se le da a las 24 horas.

Podrá ducharse a partir de las 24 horas. Los puntos serán retirados a partir de los diez o doce días.

Duración de la Intervención

Entre una y dos horas.

Complicaciones posibles

Existen algunas posibles complicaciones a medio y largo plazo que deben conocerse

  • Contractura capsular: Al introducir un material artificial en el seno, los tejidos circundantes le rodean de una membrana natural para aislarlo; esta membrana se llama cápsula fibrosa y se desarrolla en todos los implantes. En algunos casos, por razones no bien conocidas, esta cápsula se endurece y se retrae alrededor del implante, provocando molestias, incomodidad, dolor y hasta deformidad del seno. La contractura capsular puede aparecer en uno o en los dos senos, con igual o distinta intensidad , e incluso años después de la intervención, aunque lo normal es que se presente en los primeros meses. En su prevención tienen mucho que ver los modernos materiales y texturas de las prótesis, y los amasamientos postoperatorios precoces que ya se citaron. Si la contractura capsular aparece, debe ser inicialmente tratada mediante la aplicación de ultrasonidos externos y masaje profesional; si no cede, deberá recurrirse a la cirugía.
  • Transpiración de gel: Es la migración de pequeñas cantidades del contenido de la prótesis a través de la envoltura externa del implante; no ocasiona ningún tipo de problema.
  • Ruptura del implante: El implante de mama puede rasgarse o romperse, incluso sin razón aparente; cabría pensar, en primer lugar, en un defecto de su fabricación. En esta circunstancia, el contenido puede quedar retenido por la cápsula anteriormente citada, y resultar indetectable durante bastante tiempo; en caso contrario, aparece inflamación y sensibilidad local, siendo necesaria una cirugía de revisión, eliminación de la prótesis rota y el gel liberado, y eventual sustitución del implante.

Molestias y cuidados posteriores

La paciente puede reincorporarse a sus actividades habituales en 1 ó 2 días, con la única precaución de no realizar esfuerzos con el tronco y los brazos.

Es primordial que la propia paciente realice precozmente (desde el 4º-5º día) amasamientos manuales de sus mamas, treinta minutos por la mañana y otros treinta minutos por la noche; de ello depende, en gran manera, la calidad y naturalidad del resultado final.

Las complicaciones inmediatas, infrecuentes, son la aparición de hematomas o simplemente derrames serohemáticos, que se resuelven espontáneamente, infección local o dehiscencia de la sutura. Transitoriamente, y ello resulta normal, existirá una hipersensibilidad general de las mamas; y, por el contrario, una cierta disminución de sensibilidad en el complejo areola-pezón.

Tres o cuatro meses después de la intervención ya no deben existir alteraciones de la sensibilidad en los senos, y debe resultar difícil la detección de las prótesis en la palpación de los senos por un profano. Y, por supuesto, no deben existir problemas para la lactancia en partos posteriores.

No se ha demostrado un aumento de riesgo de cáncer de mama entre las portadoras de prótesis, fuera cual fuera su contenido.

Las prótesis pueden producir imágenes anormales en las mamografías (exploración diagnóstica de patología mamaria), dificultando su interpretación. El radiólogo debe ser advertido de la existencia de los implantes, para modificar la técnica habitual y extremar su atención.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto
Este sitio Web utiliza cookies. Los cookies son pequeños ficheros de datos que se generan en el ordenador del Usuario y que nos permiten conocer la siguiente información:
  • La fecha y la hora de la última vez que el Usuario visitó nuestro Web.
  • El diseño de contenidos que el Usuario escogió en su primera vista a nuestro Web.
  • Elementos de seguridad que intervienen en el control de acceso a las áreas restringidas.
  • Navegación del Usuario por nuestro Web.
  • El login del Usuario.
El Usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies, mediante la selección de la correspondiente opción en su programa Navegador. Aviso Legal